El Equipo

La práctica del Iaido es un arte depurado que goza de una impecable estética, sencillez, dinamismo y elegancia. El equipo de entrenamiento es imprescindible para el estudio de este arte marcial que conserva un profundo respeto por las tradiciones Japonesas.

Iai-gi

 

El Iai gi es el la chaqueta utilizada en la practica del Iaido, esta vestimenta puede ser indiferentemente la de Jodo o la del Kendo a condición de que posean colores sobrios. Existe también otra indumentaria más tradicional llamada “Haori”. Fabricadas con las mejores telas del Japón, esta especie de chaqueta con mangas anchas le dan al practicante un sentido de elegancia y estética que van acordes con los movimientos simples y fluidos del Iaido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Obi

 

Cuando se lleva hakama es necesario un cinturón del mismo tipo que los utilizados por los practicantes de Jodo, un Obi Una longitud media de 3.50 m permite dar tres vueltas a la cadera y anudarlo a la cintura. El ancho varía de 6 a 8 cm. Los colores pueden variar según los utilizados en la hakama y el Iaigi. La manera clásica de anudar el cinto (en la parte central de la espalda) presenta peligros para la columna vertebral durante la práctica. Por eso, nos contentaremos con anudarla con un simple nudo que se podrá hacer fácilmente si se ha tomado la precaución de dejar libre una porción larga como un antebrazo antes de enrollarla alrededor de las caderas. Ya no queda más que envolver el obi con los extremos libres.

El Obi puede ser enrollado o doblado sobre si mismo.

Hakama

 

El Hakama es una pieza tradicional de la indumentaria Samurai. En Iaido esta prenda también es vista con exquisito cuidado y respeto. Los colores y el tipo de tela utilizados son también sobrios y elegantes. Es preciso un buen gusto para la elección de una indumentaria que pueda ser utilizado en la práctica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Sable

 

Para la práctica de Iaido se aconseja la utilización de un sable sin o con poco filo, denominado “Iai-to”, prácticamente idéntico a la “katana”, de una longitud de 70 a 75 cm. De hoja y 25 a 30 cm. de empunadura, dimensiones que van en función de la estatura y longitud de brazos del practicante. Es importante que el sable posea “hi” o sangría ya que el sonido que resulta de un corte bien realizado (debido a este zurco en la hoja) nos indica que estamos trabajando correctamente. Los Sables Japoneses brindan más confianza y seguridad considerando la calidad con la que son fabricados, sus precios varían según los requerimientos del practicante. Los Sables comerciales u ornamentales no son de uso profesional y no deben ser aceptados en una escuela para la práctica del Arte. El uso del bokken puede reemplazar al sable original mientras se adquiere un arma que permita un estudio sincero y posible de evaluar. Antes de realizar una inversión en cuanto a la adquisición de un sable, debes asesorarte con expertos en la materia.

Bokken

 

El bokken es un sable de madera que representa a la Katana o sable original con filo. A través de los siglos cientos de diferentes "Ryu” se especializaron en arte del Sable, prácticamente todos ellos usaron el bokken para entrenarse. Al mismo tiempo que los estudiantes se convirtieron en maestros del manejo de la espada usando el bokken, obviamente también se volvieron peligrosos con el instrumento de entrenamiento mismo. Hay varias crónicas japonesas que cuentan sobre guerreros que por una razón u otra utilizaron el bokken contra un enemigo que blandía una hoja de acero y los derrotaron. A veces estas victorias eran debido a la habilidad del guerrero en la utilización del bokken. El bokken esta hecho de una sola pieza de madera, aunque haya algunos hechos en varias partes del mundo, los más populares proceden de Japón y son de roble japonés rojo o blanco. Estas maderas hicieron popular al bokken japonés debido a que su grano compacto lo hace maravillosamente liso, suave y contundente. Algunos expertos dicen que el roble blanco es superior al rojo porque éste no se comba tanto y no tiene muchos nudos. Otras maderas pueden ser: Arce, Nogal, Incienso, Ébano, todo depende del uso que se le piensa dar, de acuerdo a eso se selecciona el peso, balance y resistencia. Si se lo va a utilizar en confrontaciones contra otra arma no podrá ser de madera liviana y blanda, pues se "abollará" o romperá fácilmente; en cambio, si lo que se desea es el fortalecimiento de los brazos y hombros existen los denominados "suburi to", de mucho más peso. No requiere de un cuidado especializado, no es recomendable que esté barnizado dado que resultará muy "resbaloso" al no absorber la transpiración o por el contrario "pegajoso" lo que causará ampollas, algunos vienen con un proceso de protección, sino tendrá que aceitarlo al menos un par de veces al ano para impedir que la madera se seque, en este caso puede utilizar aceite de linaza hervido (no crudo, pues siempre quedará "aceitoso"). También deberá resguardarlo de las condiciones meteorológicas, en un lugar seco, dado que como a cualquier tipo de madera la humedad o mucha humedad no sólo puede combarlo, sino también pudrirlo. No lo guarde durante un largo período en forma vertical, siempre es mejor horizontalmente. Aunque son más seguros que las espadas deben ser considerados un arma y debe impartirse una instrucción apropiada. Después de su uso contra el sable del adversario, deberá revisarlo para asegurarse de que no haya ninguna astilla o dano. No siga usándolo si esta danado ya que esto podría causarle heridas a su opositor durante la práctica.


ENLACES | RECURSOS| CONTACTO | MAPA DEL SITIO | NOTICIAS